Páginas vistas en total

viernes, 4 de septiembre de 2015

MÉXICO: REFORMA EDUCATIVA ES PUESTA A PRUEBA EN OAXACA

AP Photo

z

El primer día de clases pareció desarrollarse con total normalidad en la escuela primaria Patria Libre. Niños con uniformes y mochilas nuevas, con sus personajes de historietas favoritos --Dora la Exploradora, Hello Kitty, las heroínas de "Frozen"-- se reencontraron con sus compañeros y entonaron el himno nacional.
En Oaxaca, sin embargo, eso dista mucho de ser un día normal. Después de todo, es un estado en el que las huelgas y protestas de los maestros hicieron que los niños se perdieran 50 de los 200 días de clases el año pasado, según las autoridades nacionales.
Año tras año, maestros descontentos bloquean carreteras y aíslan refinerías de petróleo. Los residentes de la capital le han tenido que escapar a pedradas de los manifestantes y a los gases lacrimógenos que emplea la policía en sus enfrentamientos con los educadores. La plaza colonial de la ciudad, una de las más pintorescas de México, a menudo está llena de carpas de manifestantes y no de turistas.
"Cada ano ha habido paro... Yo he visto el retraso en mis hijos que hemos tenido que apoyarlos en casa para que los niños aprendan", comentó Claudia Rodríguez Sosa, de 33 años y quien tiene tres hijos en edad escolar.
Algunos padres aseguran que los maestros amenazan con reprobar a sus hijos si no apoyan a su sindicato, que exige desde mejores sueldos hasta la renuncia de un ex -gobernador.
Las cosas, no obstante, parecen estar cambiando en el último bastión de los maestros más radicalizados con la entrada en vigor de una reforma educativa nacional promovida por el presidente Enrique Peña Nieto.
La reforma aprobada el año pasado buscaba arrebatar el control de las escuelas mexicanas a sindicatos que a menudo decidían las contrataciones, los despidos y las promociones. En muchas ciudades las plazas eran vendidas o incluso heredadas.
Las autoridades afirman que miles de maestros inexistentes recibían sueldos y el gobierno admitió que no sabe cuántas escuelas supervisa.
El principal sindicato nacional acató la reforma después de que la figura que lo encabezó por años fue detenida y acusada de corrupción.
De todos modos, hay todavía sectores radicales en Oaxaca y otros estados que resisten la reforma y la exigencia de que los maestros rindan exámenes para comprobar sus aptitudes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario