Páginas vistas en total

miércoles, 14 de enero de 2015

Envejecimiento de la población aumenta fracturas por enfermedades del hueso

La osteoporosis es la enfermedad del hueso más frecuente y es
considerada un problema de salud pública, ya que el envejecimiento es
uno de los factores de riesgo para desarrollar esta enfermedad
silenciosa y asintomática y cuyo diagnóstico, generalmente, se realiza
después de la primera fractura.
El estudio /Latin American Audit: Epidemiología, Costos e Impacto de
la Osteoporosis 2012/ de la Fundación Internacional de Osteoporosis
-IOF, sus siglas en inglés-, reporta que en Latinoamérica se registra
un aumento de la población de edad avanzada, por lo que las
enfermedades crónico-degenerativas aumentarán considerablemente, entre
ellas la osteoporosis.
El estudio que fue presentado por la IOF en cooperación con las
sociedades médicas de 14 países (Argentina, Bolivia, Brasil, Chile,
Colombia, Costa Rica, Cuba, Guatemala, México, Nicaragua, Panamá,
Perú, Uruguay y Venezuela), señala que el porcentaje actual de
personas mayores de 50 años es del 13% al 29%, y para el año 2050
incrementará en
los diferentes países latinoamericanos entre 28% y 49%.
Además, se prevé un aumento de 280%, entre 2011 y 2050, en el
porcentaje de personas con 70 años o más. En lo que respecta al
promedio de esperanza de vida para la región, éste será, en el 2050,
de 80 años.
Por lo anterior, se considera que las fracturas por fragilidad de los
huesos y la osteoporosis aumentarán.

*Epidemiología de las fracturas*

A lo largo de la vida de una persona se lleva a cabo de manera
constante la formación ósea (osteogénesis) y la destrucción ósea
(resorción).
Durante la infancia y la adolescencia, la osteogénesis tiene un ritmo
mayor que la de resorción, y los huesos se vuelven más grandes; en
cambio, a partir de los 50 años la pérdida de hueso es mayor a la
formación del mismo.
La osteoporosis se caracteriza por la disminución de la masa ósea
(cantidad de minerales – calcio y fósforo– que contiene cierto volumen
de hueso), y por un deterioro en su microarquitectura, lo que trae
consigo un incremento en la fragilidad ósea y con ello la
susceptibilidad a fracturas.
En la mayoría de los casos, la primera manifestación clínica de la
osteoporosis son las fracturas.
Estudios epidemiológicos de la osteoporosis describen la frecuencia y
características de las fracturas.
"Conocer el número de fracturas permite proyectar cuántas se van
presentar en nuestra población y hacer un cálculo de la carga de la
enfermedad, la cual se traduce en los costos para el sector salud y
las afectaciones en la calidad de vida del paciente", dijo la doctora
Patricia Clark, de la Unidad de Investigación en Epidemiología Clínica
del Hospital Infantil de México "Federico Gómez".
En los estudios epidemiológicos, la fractura mejor caracterizada es la
de cadera debido a que es fácil de cuantificar porque los pacientes
llegan a los hospitales para recibir tratamiento.
En el artículo /Incidence rates and life-time risk of hip fractures in
Mexicans over 50 years of age: a population-based study/, los
investigadores, incluida Clark, documentaron los riesgos de la
probabilidad de fractura de cadera después de los 50 años.
En México se reporta que una de cada 12 mujeres y uno de cada 20
hombres tendrá una fractura de cadera en lo que le reste de vida.
Aunque virtualmente cualquier hueso puede fracturarse, otros sitios
característicos son: las vértebras, la pelvis, el antebrazo, el humero
y el tobillo.
Los pronósticos de las fracturas de cadera en nuestro país, de acuerdo
con los resultados del estudio de proyecciones para el año 2050,
publicado por el mismo grupo de investigadores, muestran que habrá un
incremento de hasta un 40% de este tipo de fractura.

*Factores de riesgo*

Los estudios epidemiológicos de la osteoporosis permiten identificar
los factores de riesgo, entre los que se encuentran los no
modificables, como son el proceso de envejecimiento, la genética y el
proceso hormonal en mujeres y en hombres.

*Hacia el diagnóstico temprano*

El diagnóstico de la osteoporosis y del riesgo de sufrir una fractura
se basa en los factores de riesgo clínico (fractura previa, padres con
fractura de cadera, artritis reumatoide, entre otros) y en la
densitometría ósea (que cuantifica la cantidad de mineral óseo),
examen
que se hace a través de rayos X de baja densidad en la columna y la
cadera, y que también permite la evaluación de la respuesta del
paciente a un tratamiento.



Números
"En algunos países como México, la mayoría de los equipos de
densitometría se encuentran en los hospitales privados y sólo
alrededor del 25% están en institucionespúblicas", de ahí que la OMS
desarrolló un instrumento que se puede utilizar en las mujeres
posmenopáusicas y en los hombres mayores de 50 años de edad, lo
anterior para definir el riesgo que tiene una persona de fracturarse.


--

Somos
Ciberpasquinero <http://www.whohub.com/es/authors.php>

No hay comentarios:

Publicar un comentario