Páginas vistas en total

miércoles, 21 de febrero de 2018

Hablando en Totonaca

La discriminación es un factor que influye en la muerte de las lenguas maternas en nuestro país, donde casi cuatro de cada diez miembros de un grupo étnico consideran que “no tienen las mismas oportunidades” que los demás para conseguir un trabajo, mientras que uno de cada cuatro lo refiere para acceder a servicios de salud o educación, según la Encuesta Nacional sobre la Discriminación en México (Enadis) 2010.

México, Conacyt / ciberpasquinero

El totonaco o tutunakú es un conjunto de lenguas indígenas habladas en los estados de Puebla y Veracruz, principalmente. Esta lengua —cuyo nombre significa “tres corazones”—, hasta 2015 era hablada por 267 mil 635 mexicanos, según la Encuesta Intercensal del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).
Es una de las 68 agrupaciones lingüísticas que se hablan a lo largo del territorio nacional y aunque no se le considera una de las lenguas indígenas vulnerables a desaparecer, eso dependerá de que se siga transmitiendo a las nuevas generaciones.
El totonaco es la lengua materna de Rolando García Juan, la aprendió de sus padres y ahora se esfuerza por enseñarla a sus cuatro hijos. Además, a ritmo de rap y hip hop busca que los niños y jóvenes de su comunidad se sientan orgullosos de ella y la utilicen.
Rolando nació y creció en San José Amixtlán, un municipio enclavado en la sierra norte de Puebla, muy cerca del límite con Veracruz y cuyo nombre significa “lugar entre la niebla o las nubes”, en el seno de una familia con profundas carencias económicas, como las que actualmente afronta 86.4 por ciento de la población mexicana, que se encuentra en situación de pobreza, según datos del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval).

Números
En México, siete de cada 100 mexicanos de más de tres años hablan alguna lengua indígena. A lo largo del territorio, existen once familias lingüísticas de las cuales se desprenden 68 agrupaciones que pueden ser consideradas lenguas; de ellas se han contabilizado 364 variantes, aunque el número podría ser superior.
A pesar de que una lengua sea hablada por una considerable cantidad de personas, se considera en peligro cuando disminuye el número de niños que la aprenden y utilizan.
A la fecha se ha identificado que 19 lenguas maternas en el país están en situación crítica de desaparecer, como es el caso del awakateko (Campeche), ixil y kaqchikel (Quintana Roo), teco (Chiapas), oluteco (Veracruz), paipai (Baja California), cucapá (Baja California y Sonora) o ayapaneco (Tabasco), entre otros, al tener menos de una docena de hablantes, la mayoría personas de la tercera edad, señala Nicandro González Peña, director de Investigación del Instituto Nacional de Lenguas Indígenas (Inali).

Discriminación
Una lengua muere cuando ya no es hablada y son diversos factores los que provocan que esto ocurra, asegura el especialista. 
Uno de ellos es el histórico y tiene que ver con la imposición del español como lengua oficial en México, que implicó que a principios del siglo XX algunos ideólogos consideraban que las lenguas indígenas provocaban retrasos para el aprendizaje de otro idioma, implementándose una política de homogeneización lingüística y cultural.
“Se creó la idea que hablar una lengua indígena era sinónimo de ignorancia que permeó en el colectivo nacional de estos pueblos, y entonces se creyó que, en lo posible, debía dejarse de lado todo lo que significa ser indígena, ya fuera hablar una lengua, usar determinada vestimenta o habitar de cierta forma. 
Algunas generaciones —con justa razón— hicieron todo lo posible para que sus hijos y sus nietos no hablaran estas lenguas y no padecieran la discriminación que ellos vivieron”, dice.

3 comentarios:

  1. Texto muy interesante. Solo encuentro que hay una afirmación falsa. Que el español (o castellano) es una lengua oficial en México. Debo decir que en México NO se tiene una lengua oficial, es decir, considerada así por alguna disposición legal.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Sr. Barceló... a saber....

      Hay un gran número de idiomas en México, y a pesar de que el español es la lengua más hablada en el país, el gobierno también reconoce otras 68 lenguas indígenas como lenguas nacionales oficiales.
      Mientras que 68 lenguas puede parecer un número importante, de hecho han desaparecido más de 130 lenguas indígenas, así como sus costumbres y cultura.
      Como consecuencia de ello el gobierno ha puesto un gran énfasis en la preservación y promoción de las lenguas nativas.
      En 2002 se promulgó la Ley de Derechos Lingüísticos para proteger las lenguas indígenas mexicanas y fomentar la educación bilingüe e intercultural.
      La Constitución de 1917, elaborada ​​después de la Revolución, también tuvo un claro enfoque en la preservación de la identidad de las lenguas de México y de la multiculturalidad del país.
      La Constitución establece que todos los grupos indígenas tienen derecho a proteger y enriquecer su propia lengua.
      Hoy en día hay más de 6 millones de hablantes de lenguas indígenas en México. Mientras que entre un 10 y un 14% de la población se identifica con grupos indígenas, sólo el 6% de la misma habla una de las lenguas indígenas mexicanas.
      Algunos de los idiomas que más se hablan en México además del español son el náhuatl, que cuenta con casi 1,4 millones de hablantes, el maya yucateco, hablado por más de tres cuartos de millón de personas, y el mixteco, cuyos hablantes ascienden a cerca de medio millón.
      Curiosamente, mientras que el español es, por supuesto, la lengua dominante en México, no se define como la lengua oficial en la legislación de la república mexicana.
      Esto permite otorgar más derechos al resto de las lenguas de México, incluyendo el derecho a utilizar las lenguas indígenas en la comunicación gubernamental y en los documentos oficiales.

      Eliminar