Páginas vistas en total

domingo, 26 de agosto de 2012

La innovación está ligada con la responsabilidad social

Imagen noticia


No basta con tener lo último en tecnología, sino que es necesario adaptarla a la cultura y necesidades de los países que la adquieren para ofrecer una mejor calidad de vida; además, la responsabilidad social de las empresas es algo que nace al interior de ellas, aseguraron en el diálogo "La Responsabilidad Social en los Mercados Emergentes: Perspectivas desde la empresa y desde las tendencias globales", efectuado el 23 de agosto en el Auditorio W del  ITESO, dentro del marco de la Cátedra Konrad Adenauer.
En la actividad participaron Horacio Fernández Castillo, director General de Empresas Tajín y Vicepresidente de Grupo Tequilero Weber; Hugo Luna Vázquez, jefe con licencia de la Oficina de Coordinación de Proyectos Estratégicos del gobierno municipal de Tlajomulco de Zúñiga y socio fundador de KLS Internacional, y Francisco Núñez de la Peña, profesor del Global MBA in Emerging Markets ITESO-REGIS University, quien fungió como el  moderador.
"Regularmente, las economías emergentes empezamos a entrar un poquito tarde hacia la adquisición de productos y servicios", y esto puede traer la ventaja de que en ese país se cuente con una mejor tecnología o servicio que en los países desarrollados, destacó Hugo Luna.
El funcionario ejemplificó el caso de la telefonía celular en México, a mediados del decenio pasado se logró tener un mejor servicio en comparación con algunos países europeos, que ya estaban utilizando la "tecnología viejita",  esto, dijo, podría suceder también en países como Cuba en caso de que se abra el mercado de telefonía celular, debido a que "seguramente agarrarían la tecnología más nueva".
En el caso de la innovación, Luna invitó a los asistentes a "cambiar el chip" a pensar más en "que empecemos a innovar agarrando lo mejor de los países desarrollados, implementándolo en las economías emergentes".
Dentro de los ejemplos citados por Luna, se encuentra el hecho de que si bien hay países en los que un sistema de transporte público masivo como el metro está implementado desde hace 30 ó 40 años, hay casos en los que hacerlo ahora sería muy caro, no sólo "por la ejecución de la obra, sino también el proceso de dinámica social en que vivimos".
Esta situación puede apoyar el hecho de darse cuenta de que la mejor opción pueden ser otros medios de transporte como el BRT, que ha funcionado en otros países, aunado a la creación de ciclovías, ya que se puede buscar en los productos o servicios "una viabilidad socialmente responsable, no por el tema ecológico, sino por la sustentabilidad o calidad de vida", situación que considera puede aplicarse en la vida empresarial o política.


El principio y el fin de la empresa es la persona


Una manera de demostrar que una empresa es socialmente responsable es centrar sus acciones en función de la persona, tanto en los que ahí laboran como en aquellas a las que le llega el producto que se hace, indicó, durante su participación, Horacio Fernández Castillo, director General de Empresas Tajín y Vicepresidente de Grupo Tequilero Weber.

En materia de la relación con las personas que laboran al interior, en el caso de la empresa que dirige, esta dedicación se materializa con un buen trato, sueldo, educación, apoyo para vivienda y utilidades para sus trabajadores.
Respecto con los consumidores, se enfocó en la exportación, la cual definió como algo "a largo plazo", ya que para lograrla es esencial investigar y planear, invertir con agresividad, pero con rentabilidad, y aprender con humildad, además de que no siempre las estrategias aplicadas en un país funcionan en otros en los que también se quiere entrar. Por ejemplo, destaca que antes de ingresar a otra una nación, se trabaja en "un mercado de prueba", como lo fue Texas, antes de incursionar en el mercado estadounidense.
Otra estrategia, en el caso de las empresas de alimentos, como lo es Tajín, es tener una fuerza de ventas y una compañía demostradora, ya que "cuando tienes un producto de alimentos, el conocimiento entra por los cinco sentidos y la degustación es con los cinco sentidos".
Por último, destacó que al consumidor hay que hablarle siempre con la verdad, ya que es una persona y, con el auge de las redes sociales, "ya tiene un contacto directo con la marca en tiempo real y hay que tratar de sorprenderle cada día".

No hay comentarios:

Publicar un comentario