Páginas vistas en total

domingo, 23 de marzo de 2014

ARIZONA LE HACE GUIÑOS A MÉXICO, CAMBIA IMAGEN

image

Basta mencionar el estado de Arizona para que muchos mexicanos hagan muecas de disgusto.
En México se lo considera el estado más antimexicano
de Estados Unidos, aunque la dura ley estatal
antiinmigrante detrás de esa percepción ha quedado
prácticamente anulada. Pero los líderes de Arizona están dedicando grandes esfuerzos a dar a su estado
una nueva imagen.
Delegaciones oficiales de Arizona han visitado México varias veces en los últimos 12 meses con el fin de
aumentar el comercio y turismo en lo que ya es una relación fuerte, pero que según ellos podría serlo
mucho más.
Están hablando de todo tipo de relaciones binacionales:
compañías con sede en Phoenix y fábricas en México, recorridos de cata de vino en ambas partes de la
frontera, incluso el primer Super Bowl con patrocinio mexicano cuando Phoenix sea la sede del
megaevento deportivo el próximo año.
"Somos igual que ustedes", dijo Andy Tobin, presidente de la Cámara de Representantes de Arizona, quien votó a favor de la controversial ley estatal. Tobin habló en un coctel binacional en la Ciudad de México esta semana y dijo que tanto los mexicanos como los
estadounidenses quieren el mismo futuro para sus hijos:  "Vendremos con más frecuencia y estamos aquí para seguir haciendo amigos".
"Amigos" era la palabra más alejada de la mente de muchos en 2010, cuando la Legislatura de Arizona convirtió en un delito estatal no solicitar o llevar documentos de inmigración, una cláusula que
posteriormente fue rechazada por la Corte Suprema federal.
Pero los magistrados sí confirmaron que la policía, mientras investiga otros delitos, tiene la obligación de preguntar a las personas sobre su estatus migratorio si creen que están en el país ilegalmente.
Al provocar fuertes críticas de caracterización racial, la ley atrajo fuertes protestas internacionales e incluso exhortaciones a boicotear a Arizona. La ley fue criticada fuerte y abiertamente por el entonces
presidente mexicano Felipe Calderón, y el presidente Barack Obama la calificó de equivocada.
Aunque en lo fundamental esa ley quedó destrozada, el impacto sobre la imagen del estado ha sido largo.
"Arizona tiene un estigma, la igual que Ciudad Juárez tiene un estigma", dijo Rafael Fernández de Castro, académico mexicano y asesor del gobierno, refiriéndose a la ciudad fronteriza mexicana
conocida mundialmente por la violencia vinculada a las drogas, aunque su tasa de homicidios ha bajado.
Tobin, quien lideraba su segunda delegación en seis meses y planea
regresar en junio, dijo que apoyó la ley porque "estábamos en
modalidad de crisis".
¿Y qué fue lo que cambió? La economía global.
Arizona surgió de una fuerte recesión y reconoció que se ubica junto a un país que le ha arrebatado la manufactura a Asia, que busca inversión extranjera y que planea abrir su sector petrolero al resto del mundo. Y no sólo eso, sino que Texas y California ya le llevaban una gran delantera en el establecimiento de lazos económicos con el "nuevo Brasil".
Delegaciones de otros estados llegan a México con regularidad: una de Utah llega en abril y el gobernador de Massachusetts visitará la Ciudad de México al mismo tiempo que la delegación de Arizona.
"Hemos cambiado nuestras políticas económicas y ahora podemos mostrar con documentos que cualquier inversionista aquí en la Ciudad de México... encontrará que Arizona es un mejor lugar para invertir
que Los Angeles o Austin", dijo Tobin.
Pero el clima político tiene que  seguir el mismo rumbo, dijo el gobernador de Phoenix, Greg Stanton, señalando que la ley contra los inmigrantes, conocida como SB1070 "se menciona con regularidad" en
sus misiones a México.
"Mi mensaje es que la 1070 no refleja los valores del pueblo de Phoenix", dijo Stanton, quien desea duplicar las exportaciones de su ciudad a México en los próximos cinco años.
"En los próximos 20 o 30 años México será una de las principales economías del mundo, sobrepasando a Brasil. Si no hacemos las cosas bien ahora, vamos a perdernos una gran oportunidad".
Los mexicanos ya son los mayores socios comerciales de Arizona: el estado exporta bienes por valor de 7.000 millones de dólares anuales a México, según el Departamento de Comercio. Pero está por detrás de Texas con 100.000 millones de dólares y California con 24.000 millones.
Los visitantes mexicanos gastan en Arizona un promedio de 7 millones de dólares diarios, según la Comisión Arizona-México, un grupo sin fines de lucro que promueve los lazos económicos.
Miembros de la delegación de Arizona se apresuraron a señalar que el senador estatal Russell Pearce, patrocinador de la SB1070, fue sacado del cargo por los electores.
David Farca, del Comité Anfitrión del Super Bowl en Arizona y quien participó en la misión comercial, dijo que la ley antiinmigrante nunca se implementó como se había planeado, pero eso no se ha notado ampliamente.
"Hay una amplia falta de entendimiento sobre eso", dijo. "Por otra parte, en Arizona existe la percepción de que si uno va a la Ciudad de México lo van a secuestrar. Pero aquí estamos. La percepción no es todo".

No hay comentarios:

Publicar un comentario