Páginas vistas en total

viernes, 19 de septiembre de 2014

Juegos tradicionales persisten en imaginario campechano en mes patrio

 
 

 El color del mes patrio también se refleja en los juegos tradicionales gestados en el México Independiente, como es el balero, el trompo, las canicas, la lotería y otras prácticas como saltar la cuerda y la carrera de costales, de los que esta entidad no es la excepción.
Así, Campeche tiene un "catálogo" de tradiciones orientadas al esparcimiento sano, preservadas todas ellas por generaciones y que han resistido los embates de la modernidad y la tecnología que si bien han afectado su frecuencia, no han hecho mella en su vigencia.
Por ello, prácticas como la chácara o el avioncito, el balero, el trompo, las canicas, brinca la cuerda, salta la burra y la carrera de costales, son promovidas en su práctica por las instituciones educativas de la entidad y por los padres y abuelos que los jugaron y disfrutaron.
Los vendedores ambulantes y casas de artesanías ofertan baleros y guitarras con los colores de la bandera; sin embargo, son los menos vendibles a diferencia de la lotería campechana, cuya práctica es común en esta entidad.
Marcelino Chan Euán, promotor de los juegos tradicionales, le atribuye al avance tecnológico la relegación de los juegos tradicionales, porque los niños prefieren internet y los juegos virtuales.


Carrera de costales
Sin embargo, considera posible su rescate, razón por la que se impulsa la práctica de los juegos tradicionales en las instituciones educativas y que en horas de receso los jóvenes los desarrollen como parte de la activación física.
Hay juegos sencillos que bien puede ser parte de la activación física, como la carrera de costales, el juego de la cuerda, y no sólo enfocarse a actividades del fútbol o volibol, afirmó.
Uno de los juegos autóctonos en desuso en la entidad es el llamado juego de purépecha, que consiste en tres toques a la madera inmediatamente después de que se le pega a la pelota, un juego cuyo palo semeja al del golf.
Para rescatar los juegos tradicionales, los domingos por las tardes en el parque principal de Campeche el grupo cultural La Chácara realiza demostraciones de los juegos de balero, kimbomba, sacos, aro de una bicicleta, brinca la cuerda y la pitarra.
Chan Euán dijo que esos juegos son "de gran importancia para conservar las tradiciones porque antiguamente para nosotros esto eran nuestros juegos y no hay que olvidarnos de ellos. En la actualidad surgieron juegos nuevos y estamos olvidando los tradicionales".


"Campechaneidad"
El secretario de Educación, José Martín Farías Maldonado, expuso que una de las actividades para promover y rescatar las tradiciones es el Programa Educativo de Fortalecimiento de la Campechaneidad, cuyo festejo se lleva al cabo en octubre.
Dicho programa tiene como propósito fortalecer la cultura popular, preservar las tradiciones y afianzar los valores que han animado la historia del pueblo campechano, indicó.
Su objeto es promover la "Campechaneidad" desde el ámbito escolar, aprovechando el legado cultural como elemento de apoyo didáctico, anotó.
Entre los juegos tradicionales con mayor aceptación están la lotería campechana y el papagayo, este último tiene como escenario el malecón de la ciudad, apuntó.
La lotería campechana, según el cronista de la ciudad, Manuel Alcocer Bernés, es uno de los juegos más antiguos y ha transitado por diversos cambios, pero conserva su originalidad.
En las fiestas patrias es común observar en parques y calles céntricas numerosas mesas donde se juega la lotería campechana e incluso es uno de los atractivos en las ferias.
"Jugar la lotería campechana es todo un arte, desde el material, como tablas de madera donde se han pintado las figuras, las semillas y el canto de cada una de las figuras", añadió el cronista.
La lotería campechana consiste en 90 figuras numeradas, se juega con una o más "cartillas" que contienen 25 figuras colocadas de cinco por cinco, detalló.
Las cartillas pueden tener los números que uno elija, de una esfera o de un pequeño costal que contiene los 90 números exactos, se extrae uno por uno y se "canta" el indicado, continuó.
La intención del juego, siguió, es cubrir la "cartilla" conforme salen los números, acción a la que se conoce popularmente como "bolada".
Refirió que el ganador será el primero que logre cinco números alineados, ya sea en "hilera", "en diagonal", en "L", en "V", en "cruz grande", en "cruz chica", en "cuadro chico", en "cuadro grande" o en "tijera" y al finalizar la sesión se juega la cartilla completa.
Es una tradición que se trata de conservar como una forma de unir a la familia, aunque por los avances tecnológicos los jóvenes han preferido otro tipo de juegos, lamentó.


No hay comentarios:

Publicar un comentario