Páginas vistas en total

viernes, 3 de octubre de 2014

Donde los seres humanos, los animales y los robots se encuentran

Satisfacer nuestras necesidades cotidianas en un mundo tecnológico cada vez más polifacético es un desafío que impulsa a los investigadores a encontrar herramientas innovadoras con un enfoque multidisciplinar.
Habitamos un planeta globalizado, compuesto por sistemas complejos, donde dominios tales como las comunicaciones, los negocios, la salud, la energía o el transporte convergen, interactúan y se integran.
En este contexto, una tendencia tecnológica floreciente aplica el concepto de enjambre o enjambrar de origen animal al desarrollo de sistemas complejos que cierran la brecha entre disciplinas tan disímiles como la biología, la robótica o la ciencia de redes.

La idea detrás de la "tecnología de enjambre" es crear un sistema que conste de un grupo de elementos heterogéneos (tales como robots) y organizarlos de manera que interactúen (unos con otros y con el medio ambiente), y cooperen.
Se logra así que sean capaces de realizar tareas o resolver problemas de importancia práctica, que están fuera de sus aptitudes individuales.
De este modo, de la combinación de agentes individuales (incluso simples) emerge un resultado global más "inteligente".
El enjambre combina el control físico de las entidades individuales con la integración del análisis de los datos de sus sensores y de sus capacidades de comunicación, para lograr un sistema cooperativo capaz de lograr metas complejas de una manera sinérgica.
Monitorización, vigilancia, cartografía, seguimiento, gestión de desastres y el entretenimiento son algunas de las posibles aplicaciones de la tecnología de enjambre.
IMDEA Networks Institute y ETH Zúrich han firmado un acuerdo de colaboración para realizar investigación y desarrollo en esta área. El proyecto SWARMIX * tiene como objetivo sentar las bases para el diseño, la implementación y el control adaptativo de sistemas heterogéneos multi-agente compuestos por seres humanos, animales y robots. Estos sistemas, conocidos como "enjambres mixtos" (mixed swarms), trabajan en cooperación para resolver tareas distribuidas que requieren una amplia diversidad de habilidades sensoriales, motoras y cognitivas.
El objetivo de este proyecto es proporcionar a cada componente del enjambre mixto un alto nivel de autonomía, con el fin de permitir que explote plenamente sus propias capacidades y habilidades únicas. Al mismo tiempo, se establece una estrecha interacción bidireccional y flujos de información entre todos los componentes del sistema, con el fin de garantizar una cooperación sinérgica global. La principal novedad de SWARMIX radica en la integración conjunta de un posible gran número de seres humanos, animales y robots en estrecha cooperación como un sistema en red único con control distribuido.
SWARMIX está financiado por la Fundación Nacional Suiza para la Ciencia (SNFS, por sus siglas en inglés) dentro del proyecto Sinergia. Como parte de SWARMIX, la colaboración entre la SNSF, representada por ETH Zúrich, e IMDEA Networks, se puso en marcha en noviembre de 2013 y concluirá en diciembre de 2014. El Dr. Domenico Giustiniano, Research Assistant Professor en IMDEA Networks, contribuirá a los objetivos del proyecto y a la difusión científica de los resultados.
*Synergistic Interactions in Swarms of Heterogeneous Agents ((Interacciones sinérgicas en enjambres de agentes heterogéneos)



"El todo es más que la suma de sus partes" (Aristóteles)
 
 
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario