Páginas vistas en total

viernes, 10 de octubre de 2014

 
La ONU afirmó hoy que padecer esquizofrenia no tiene por qué significar una vida de aislamiento y mala salud física y pidió el establecimiento de mejores redes y servicios de apoyo para las personas que viven con ese trastorno de salud mental.
En un mensaje por el Día Mundial de la Salud Mental, celebrado este 10 de octubre, el Secretario General de la Organización, Ban Ki-moon, afirmó que la esquizofrenia es tratable y que con una atención de salud mental y física adecuada, seguimiento regular y apoyo psicológico y social, los que la padecen pueden tener una vida digna.
Ban recordó que de los 22 millones de personas que se estima sufren esa dolencia, muchos residen en lugares que carecen de servicios de salud y sociales lo que resulta en su marginalización y en que muchos vivan sin casa y sin trabajo.
Añadió que las personas que padecen esquizofrenia fallecen en promedio entre 10 y 25 años antes que la población general debido a hábitos de vida poco saludables como el tabaquismo, el consumo nocivo de alcohol, la mala alimentación y la falta de ejercicio regular.
Según la Organización Mundial de la Salud, la agencia de la ONU encargada de la organización de la Jornada, la esquizofrenia es un trastorno que, aunque grave y caracterizada por profundas alteraciones en el pensamiento, se puede tratar, permitiendo a las personas afectadas por ella para llevar una vida productiva e integrarse en la sociedad. 

Ban subrayó la importancia de ayudar a esas personas con redes de apoyo ampliados para pacientes y cuidadores, e instó a los esquizofrénicos a cambiar de estilo de vida, a asistir con regularidad a chequeos médicos y a buscar consejos para una vida sana.
El Secretario General concluyó su mensaje afirmando que "Hoy podemos ofrecer dignidad y esperanza a todos los que sufren de esquizofrenia y otras enfermedades mentales graves".

No hay comentarios:

Publicar un comentario