Páginas vistas en total

lunes, 11 de marzo de 2013

Discuten propuestas para impulsar la química hecha en México

  • Su objetivo es promover la investigación básica, el desarrollo tecnológico, la enseñanza y la formación de profesionistas químicos
  • A pesar de las dificultades y retos que enfrenta la química en nuestro país, tenemos la capacidad para resolverlos: Eusebio Juaristi
Crear centros regionales y una revista mexicana de química, las propuestas en la sesión coordinada por Eusebio Juaristi (en la imagen), miembro de la Academia Mexicana de Ciencias.

La creación de Centros Regionales de Investigación en Química Básica y Aplicada y la de una Revista Científica Nacional de Química son dos de las prioridades sobre las cuales se debe trabajar entre científicos y tomadores de decisiones para encarar los retos de esta disciplina en el país, según se planteó en la mesa redonda “Futuro de la Ciencia Química en México”, celebrada  en el Colegio Nacional y coordinada por Eusebio Juaristi, miembro del mismo y de la Academia Mexicana de Ciencias (AMC).
La primera propuesta es una medida para promover la descentralización de la investigación: “En México contamos con diversos centros de investigación en química en donde trabajan científicos del más alto nivel mundial, pero son insuficientes y, con algunas excepciones, estos se encuentran geográfica y administrativamente centralizados”, dijo Miguel Romero Martínez del Sobral, investigador independiente residente en Tehuacán, Puebla.
Estos centros deberán buscar la auto sustentación financiera mediante la venta de los productos, tecnologías y servicios que genere, “de esa forma quitaríamos una carga al estado, que inicialmente es el que provee”, afirmó el especialista durante su participación.

 

Entre las áreas de investigación pensadas para el centro estarían la síntesis de productos naturales y desarrollo de nuevos materiales sintéticos; síntesis orgánica enfocada a la farmacología y síntesis de productos no naturales y materiales novedosos.

 

Por otro lado, abundó, es indispensable que durante su planeación se establezcan los mecanismos para que estos proyectos de desarrollo no se vean afectados por los cambios políticos, pues, “según la tradición, los proyectos funcionan mientras cierto partido gobernante está en el poder, pero cuando cambia, ya no se da continuidad a los proyectos”.
Miguel Romero afirmó que es necesario que los químicos con experiencia y prestigio comiencen a acercarse a los políticos para presentarles sus propuestas y empezar a gestionarlas; así como él lo hizo con el senador Miguel Barbosa Huerta, quien ya le dio su apoyo.
La segunda propuesta, la creación de la revista nacional, fue planteada por Guillermo Delgado Lamas, investigador del Instituto de Química de la UNAM y también miembro de la AMC.
El especialista enfatizó sobre la importancia de contar con este tipo de publicaciones pues no solo serviría para validar el nuevo conocimiento generado en el país, sino que también serían depositarias de ese patrimonio que podría ser de interés regional y mundial.
Frente a la existencia de una cantidad importante de revistas científicas en el área de la química de reconocido prestigio internacional, es capital que nuestro país cuente con una publicación propia, aseguró, “la ausencia de revistas científicas, y en particular en el caso de la química, constituiría una insuficiencia cultural y marginación con respecto a la posibilidad de validar el conocimiento, resguardarlo y promoverlo”.
Además, se “reflejaría el conformismo y la renuncia a la responsabilidad de participar con personalidad propia en el ámbito científico internacional, la cual sería endosada a favor de casas editoriales privadas y a favor de sociedades químicas de países desarrollados”.

Asimismo, advirtió que la creación de esta publicación no requiere únicamente de fondos financieros, sino de convicción y participación ciudadana basados en la apreciación de la ciencia y la tecnología para el desarrollo y bienestar nacionales.

Juaristi se mostró entusiasta ante las propuestas planteadas, pues afirmó que a pesar de las dificultades y retos que enfrenta la química en México, se tiene la capacidad para resolverlos.
Respecto a la propuesta de los centros regionales de investigación dijo: “la idea sería multiplicar este esfuerzo en diferentes regiones y estados de México pues es muy importante comenzar en la descentralización de la ciencia y de la transmisión pública del conocimiento”.
En cuanto a la revista, enfatizó que “es esencial para poder promover esta cultura científica nacional y para colocar a México de manera más efectiva en el ámbito internacional”.
La enseñanza de la química también es otro ámbito que desde hace tiempo preocupa a Juaristi, razón por la cual invitó a los profesores y comunicadores de la ciencia presentes en el evento a ser mejores en la transmisión de un sentimiento más positivo acerca de la química y difundir más el concepto de la química como “ciencia central” para otras ciencias y que puede contribuir a mejorar la calidad de vida de los mexicanos.

La promoción de la vocación científica en el área de la química es de particular relevancia ante la necesidad de establecer un cuerpo de científicos y tecnólogos mucho más numeroso, comentó el investigador.

No hay comentarios:

Publicar un comentario