Páginas vistas en total

domingo, 2 de junio de 2013

Podrán carreras de física certificar su nivel de calidad

Las escuelas interesadas deberán solicitar la acreditación al Consejo de Acreditación de Programas Educativos en Física, asociación avalada por la SEP, que busca contribuir al mejoramiento de la calidad de la educación superior en esta disciplina.
 
Imágenes integradas 1
A partir de este año, las escuelas y universidades del país interesadas en certificar la calidad de sus programas de licenciatura en física, ingeniería física y físico-matemáticas podrán realizar este proceso a través del Consejo de Acreditación de Programas Educativos en Física (CAPEF). 
Lo anterior lo informó la doctora María Esther Ortiz Salazar, actual presidenta de dicha asociación civil e integrante de la Academia Mexicana de Ciencias. En diciembre del año pasado, dijo, este organismo quedó oficialmente registrado por el Consejo para la Acreditación de la Educación Superior (COPAES) y avalado por la Secretaría de Educación Pública como organismo acreditador en estas áreas. 
El CAPEF fue fundado por  las Sociedades Mexicana de Física y Matemática Mexicana, la Academia Mexicana de Óptica, la Asociación Mexicana de Microscopía y la Unión Geofísica Mexicana. 
Su principal propósito es contribuir al mejoramiento de la calidad de la educación superior en las áreas de la física e ingeniería física mediante la identificación de las fortalezas y debilidades de cada programa, la validación y difusión de las buenas prácticas institucionales orientadas a la enseñanza y el aprendizaje de estas disciplinas. 
"También nos interesa homologar la calidad de todas las carreras que se imparten en el país, e incidir en que tengan el mejor nivel posible", aseguró Ortiz, quien es además investigadora emérita del Instituto de Física de la Universidad Nacional Autónoma de México. 
En el procedimiento, las escuelas interesadas primero deberán contactar al CAPEF y solicitar la acreditación. Se les hará llegar un instrumento de evaluación que deberán contestar para proporcionar al CAPEF la documentación e información relacionada con la situación administrativa y académica del programa educativo. 
Dicho documento cubre aspectos como la organización del programa y sus líneas de investigación, la matrícula de alumnos y profesores, infraestructura, finanzas, vinculación y servicios a la comunidad. "Nuestra intención es juzgar toda la situación del programa educativo para saber si puede alcanzar los niveles de calidad que pretendemos", destacó. 
En el paso siguiente, se enviará a la escuela solicitante a un grupo de evaluadores, que se seleccionarán del equipo conformado por CAPEF integrado por especialistas ampliamente reconocidos entre la comunidad, para corroborar en sitio la información reportada. Aunque sus fines no son lucrativos, habrá un costo por la prestación de este servicio, con el único fin, aseguró María Esther Ortiz, de cubrir los viáticos de los evaluadores y el mantenimiento de la oficina. 
A partir de esa visita, agregó, los evaluadores elaborarán un diagnóstico personal que entregarán, junto con el resto de documentos a la Comisión Acreditadora, el organismo que finalmente decidirá si se otorga la acreditación o no. 
La Comisión Acreditadora está integrada por ocho físicos ampliamente reconocidos en el país, detalló la investigadora, entre los que se encuentran premios nacionales y personas que han ocupado altos cargos de responsabilidad. 
La evaluación está basada en estándares y parámetros ya definidos por la COPAES, los cuales garantizan un alto nivel en el proceso de acreditación de los programas educativos en estos campos del conocimiento. La acreditación tiene una vigencia de cinco años y a su término, los programas deberán reevaluarse considerando las recomendaciones realizadas. 
"A los físicos nos hacía falta un organismo como éste porque la vida moderna exige demostraciones de calidad del trabajo; otros grupos como el de los ingenieros, químicos y contadores ya tienen desde hace tiempo su propio organismo acreditador; el CAPEF es vigésimo octavo de esa lista. Además, la acreditación trae consigo varias ventajas, por ejemplo, les facilita la obtención de becas, colaboraciones con otras universidades y aprobaciones de proyectos".
 Por otro lado, Ortiz Salazar informó que en caso de que no les fuese otorgada la acreditación del programa, la evaluación sirve como un diagnóstico que incluye recomendaciones, señala debilidades y áreas de mejora para alcanzar el nivel de calidad requerido. 
Por ahora, el CAPEF solo acreditará programas de licenciatura, pero en el futuro  también evaluará los de maestría y doctorado. Se espera que a partir del segundo semestre del año en curso, la asociación esté en capacidad de comenzar las acreditaciones; mientras, ya anunció la lista de documentos requeridos, a través de la Sociedad Mexicana de Física.

No hay comentarios:

Publicar un comentario