Páginas vistas en total

domingo, 12 de octubre de 2014

Nueva York pierde la batalla frente a las ratas.

La ciudad de Nueva York pierde la batalla frente a las ratas.
Las quejas sobre estos roedores que la ciudadanía presentó al número
telefónico 311 y por internet aumentaron de 22.300 el año fiscal 2012
a 24.586 el año siguiente, dijo el domingo el contralor municipal
Scott Stringer.
"Las ratas son un insulto diario nauseabundo para los neoyorquinos,
sea que pasen rápidamente por los pies de la gente en las aceras,
invadan casas donde duermen niños o deambulen numerosamente en los
restaurantes", declaró Stringer.
El Departamento de Salud municipal carece de una gestión eficaz de su
programa de control de plagas, según una auditoría a cargo de la
contraloría, afirmó Stringer.
Los inspectores de salud no siempre observaron sus propios protocolos
y en 160 casos no se efectuaron inspecciones en el terreno, agrega la
auditoría.
"Sin una respuesta cuidadosa y oportuna del gobierno municipal a las
quejas de la ciudadanía, el problema persistirá", aseguró el
funcionario.
El Departamento de Salud dijo en un comunicado que "está totalmente en
desacuerdo" con las conclusiones de la auditoría y ha adoptado medidas
preventivas para la exterminación de plagas en la ciudad.
"Creemos que los auditores llegaron a las conclusiones incorrectas
porque se concentraron solamente en las denuncias e ignoraron el hecho
de que la respuesta a las quejas es una pequeña parte de la estrategia
general del departamento para descubrir dónde hay ratas, avisar a los
dueños sobre las medidas y tomar medidas para exterminar a los
roedores e impedir que vuelvan a aparecer", dijo el departamento.
Los auditores encontraron que en 24% de los casos examinados la
agencia no atendió quejas dentro del periodo establecido de 10 días ",
según Stringer.
Además, las medidas fueron suspendidas prematuramente en algunas
quejas antes de completarse el número de inspecciones obligatorias,
según la auditoría.
En el año fiscal 2013 no hubo señales de evaluaciones en 44% de 386
casos en los que los inspectores solicitaron servicios de control de
plagas.
El contralor también informó que el departamento no notificó a algunos
dueños de inmuebles sobre las órdenes municipales de que se eliminaran
las condiciones que favorezcan la proliferación de los roedores, lo
cual aumentó el riesgo de que la plaga de ratas pudiera propagarse por
los vecindarios.
La contraloría recomienda que el Departamento de Salud identifique las
quejas que llevan mucho tiempo pendientes, asegure que se cierren las
denuncias después de un solo intento por acceder al lugar afectado y
que los problemas en el terreno se enfrenten de manera eficientes.
--

Somos
Ciberpasquinero

No hay comentarios:

Publicar un comentario